Cómo lograr el maridaje ideal para tu boda con vino tinto

Cómo lograr el maridaje ideal para tu boda con vino tinto

Una boda se vive tres veces: al soñarla, al celebrarla y al recordarla y aunque ese momento será especial por sí sólo, si elijes el banquete y el vino adecuado será realmente memorable, por eso te decimos cómo lograr el maridaje ideal para tu boda con vino tinto.

Maridar es casar un plato y un vino, de manera que juntos proporcionen más placer que separados. Podemos decir que el vino es al plato como la luz al paisaje, pues hasta la más suculenta vianda, acompañada del vino apropiado, mejora y se potencia su sabor.

Armonizar vinos y comida no es una ciencia exacta, porque no existen reglas estrictas, más bien hay gustos personales, donde el atrevimiento y las ganas de experimentar son los mejores aliados. Sin embargo, con base en las texturas y la intensidad, entre otros factores, hay unos vinos que se disfrutan más con ciertos alimentos.

Maridaje con vino tinto para conquistar en tu boda

Claves para lograr el maridaje ideal con vino tinto en tu boda

Dicho lo anterior, te damos unas claves para conquistar el paladar de tus invitados con el maridaje del vino tinto y el plato fuerte.

Con frecuencia escuchamos: “El vino tinto con carne roja”. Sí, ¡ajá!, pero ¿cuál tinto?, ¿cualquiera? ¡No! La proteína y la grasa de la carne suavizan los taninos del vino tinto (o sea, la astringencia o sensación de sequedad que produce al beberlo). Por lo tanto, mientras más seco sintamos el vino, más grasa debe tener la carne para combinarlo.

Cada uva tiene vierto nivel de astringencia que lo hace más apto para acompañar cierto tipo de cortes. Por ejemplo, carnes magras como la ternera necesitan opciones bajas en taninos como las uvas Pinot Noir o Gamay, Beaujolais.

Al aumentar el contenido graso como el lomo, cuadril, bife de chorizo y el vacío, se acompañan muy bien con uvas de niveles intermedios de taninos, como Merlot, Carménere y Malbec.

Si prefieres un sabor intenso asociado al alto contenido graso del ojo de bife, conocido también como rib eye, el asado de tira, la colita de cuadril o la entraña, es mejor combinarlos con Cabernet Sauvignon y Syrah (Shiraz), que son de las uvas con mayor contenido tánico.

Vino tinto adecuado para una boda inolvidable

El maridaje perfecto hará tu boda memorable

Como recomendación final, debes tener en cuenta que el vino que elijas tenga maduración en roble. ¿Por qué? Porque el sabor amargo que aporta la parrilla a las carnes y el amargo natural que tienen los taninos añadidos por el roble se neutralizan mutuamente, haciendo una mezcla perfecta.

Con éstos tips básicos no será complicado escoger el tipo de vino para tu banquete de boda. Si tienes alguna duda nosotros podemos asesorarte, para elegir bebida correcta, aunque recuerda que no existen máximas absolutas y la decisión es sólo tuya.

Leave a Comment